el los baños termales széchenyi es una de las actividades más populares el 24, 25 y 26 de Diciembre.
baños termales

Consejos para disfrutar de los baños termales

Tras llevar unos años viviendo en Budapest, tengo que reconocer que el simple hecho de ir a los baños termales, forma parte de la vida en Hungría. Y para que puedas disfrutar de esta experiencia como un local, en este artículo te voy a compartir los mejores consejos para disfrutar de los baños termales al máximo.

¡Prepara tu bañador, toalla y chanclas, porque esto empieza ya!

1. Diferencia entre traquilla y cabina.

En todos los baños termales, el precio de la entrada incluye el uso de una taquilla.

Una taquilla es un compartimento privado con sistema de cierre por chip (que se encuentra en la pulsera que te dan al entrar), que te permite dejar todas tus pertenencias dentro, mientras te bañas en las piscinas. En este caso, sólo tú tienes acceso a tu taquilla.

Sin embargo, cuando necesites hacer uso de los cambiadores, sólo podrás utilizar los cambiadores comunes. Estos cambiadores son pequeños cuartos individuales, y que todos los bañistas con entrada de taquilla pueden utilizar.

Aunque puede resultar algo incómodo, ya que en horas punta de entrada y salida, los cambiadores estén llenos, y en algunos casos, con las instalaciones algo mojadas.

Por el contrario, las cabinas son como los cambiadores, pero privados. Las cabinas también cuentan con un sistema de cierre por chip, y te permiten tener todas tus cosas dentro, sin compartirlo con nadie. Así, cuando decidas irte, tienes toda la tranquilidad y comodidad del mundo de vestirte y prepararte sin prisa en tu cambiador, ¡y seco! Suelen tener percheros, un banco, un pequeño espejo, y ventilación.

Las cabinas suponen un coste adicional sobre el precio de entrada a las termas.

Cabina de los baños termales Széchenyi. Credit by Budapest en Español

2. Nunca te quites la pulsera que te dan al entrar.

Al comprar los tickets de acceso a un baño termal, se te dará una pulsera (una por persona) de plástico. No es una cualquiera, ya que se trata de una pulsera con un chip (situado en el círculo del centro).

Esta pulsera, se utiliza tanto para entrar como para salir definitivamente de las instalaciones de los baños termales. Pero lo más importante: sirve para cerrar de forma segura tu taquilla o tu cabina.

Las taquillas no se asignan en el momento de compra, sino que tienes que buscar una que esté vacía para dejar tus cosas. Por el contrario, las cabinas pueden ser asignadas por el personal de los baños termales, o puedes escogerla tu. Esto suele ser variar en cada baño termal.

Una vez estés listo/a para ir a las piscinas, cierra la puerta, pasa el chip por el lector gris, y mueve la pestañita metálica hacia la izquierda. 

Si pierdes la pulsera, no podrás acceder a tus pertenencias y tendrás que pedir ayuda al personal de los baños termales. 

3. Desconecta, deja el móvil en la taquilla o cabina.

Este es posiblemente el consejo que más repito cuando recibo algún mensaje preguntando por los baños termales: deja el móvil en la taquilla/cabina. Aunque vendan bolsitas protectoras de plástico para que el móvil no se moje. Guárdalo.

Además de las propiedades beneficiosas de las aguas procedentes de distintos pozos, las termas tienen como objetivo el poder desconectar y relajarse. Esta es la experiencia más real.

El hecho de entrar con el móvil todo el rato, para estar sacando fotos, hace que a la larga te centres más en estar con el teléfono, y no disfrutes del momento.

De verdad, es una auténtica maravilla estar unas horas en este tipo de piscinas, sin tener el teléfono a mano.

Piscina termal (40ºC) de los baños termales Gellért. Credit by Budapest en Español

4. Lleva tu propio bañador, toalla, chanclas y gorro (si fuese necesario)

Este es sin duda, uno de los consejos para disfrutar de los baños termales como un local.

Antes de que llegase el Covid19 y estallase la pandemia, era muy frecuente que las termas alquilasen toallas, albornoces y chanclas a todo el que quisiera. Por supuesto, este servicio de alquiler no se encontraba incluido en el precio de la entrada, y por tanto suponía un coste adicional.

Sin embargo, hoy en día ya no es así. Desde el comienzo de la pandemia hasta el día de hoy, los baños termales no ofrecen la posibilidad de alquilar toallas, albornoces o chanclas. Aunque si no quieres llevarlo todo desde casa, siempre puedes comprarlo al llegar a los baños termales, por un precio adicional al de la entrada.

5. Dependiendo de los baños termales, algunas piscinas requieren gorro de baño.

En los baños termales suele haber una o dos piscinas que requieran el uso de gorro de baño.

Esto significa que, para algunas piscinas en concreto, se necesita usar gorro. Y para las demás, no. Así que no viene mal saber esto con antelación, y poder ir preparado/a. 

De cualquier manera, las piscinas tienen que requieren el uso de un gorro de baño, disponen de un cartelito informando de ello.

La piscina olímpica de los baños termales Gellért requiere el uso de gorro de baño. Credit by Budapest en Español

6. Lleva dos toallas.

Tras ir varias veces a los baños termales, sin duda este es uno de los consejos que me hubiese gustado saber desde el primer día. De hecho, éste es posiblemente uno de los consejos más valiosos.

El principal motivo por el que llevar dos toallas es que, al estar cambiando de piscinas (tanto en las exteriores como en las interiores), la toalla que utilizas acaba empapada. Y en el momento en que te vas a duchar, antes de salir de forma definitiva de los baños termales, te toca secarte con la misma toalla que has utilizado para el cambio de piscinas.

Esto en invierno puede resultar muchísimo más incómodo que en verano. Es por eso que, llevar dos toallas, te asegurará secarte bien y de una forma mas higiénica, antes de continuar tu recorrido por la ciudad el día que vayas.

7. Evita determinadas horas y días.

Para poder disfrutar de los baños termales como un local, hay que evitar una serie de días a la semana, y unas horas específicas.

Durante los fines de semana es cuando todo el mundo tiene más tiempo libre (tanto los locales como los turistas), y es por ello que son los días en los que verás también más turistas.

Además, lo mismo sucede con las horas, ya que si vas a eso de las 12:00, te encontrarás a mucha más gente que si vas a primera hora de la mañana. 

Los baños termales no suelen abrir hasta tarde, por lo que dependiendo de la época del año, podrás ver atardecer (o no) desde sus piscinas. Ojo a esto, porque mucha gente va a esas horas para hacer(se) fotos.

8. Hay más piscinas que las que se ven en las redes sociales.

Aunque parece curioso, es muy frecuente ver cómo llega gente a los baños termales (Szechényi, por ejemplo), y no salen de las piscinas exteriores en todo el tiempo que están dentro. Sin embargo, esto es un gran error.

Sí es verdad que hay piscinas muy llamativas, y algunas de ellas son las más instagrameables, y demás… Pero la realidad es otra, porque hay mucho más qué ver y qué disfrutar. Dedícate a recorrer los baños por dentro, y descubrirás piscinas y rincones más bonitos, tranquilos, a diferentes temperaturas y con distintas propiedades.

Si te fijas bien, los locales no están siempre en la misma piscina durante horas. En algunos baños, hay más de 10 piscinas de las que puedes disfrutar hasta el final del día.

relajarse en los baños termales es una de las cosas que hacer en Budapest en Navidad
Piscinas exteriores (las más populares) de los baños Széchenyi. Credit by Budapest en Español.

9. Intenta respetar los tiempos de las piscinas.

En todas y cada una de las piscinas, hay un cartel de piedra (al lado o en frente), que informa de los componentes del agua de esa piscina, así como de la temperatura del agua, y el tiempo recomendado que se debe de pasar en ella.

El único inconveniente es que estos carteles sólo están en húngaro y no en inglés. Sin embargo, la siguiente información, por el mismo orden, es lo que pone en los carteles:

  • Gyógymedence → Piscina termal

  • Hőfok → Temperatura

  • Egyidejű befogadó képesség: 6 fő → Capacidad simultánea: 6 personas

  • Ajánlott Fürdési Idő: 30 perc → Tiempo de baño recomendado: 30 minutos

respeta los tiempos de las piscinas, uno de los consejos para disfrutar de los baños termales
Cartel indicando la temperatura, capacidad y tiempo recomendado en una piscina. Credit by Budapest en Español.

10. En el exterior, hay percheros para dejar las toallas.

Gran parte de las personas que van a las termas, suelen llevar su propia toalla, para taparse mientras cambian de una piscina a otra. Esto se hace tanto en invierno como en verano.

En el exterior, verás como hay hamacas de plástico y bancos de madera, y puedes hacer uso de ellos sin problemas y sin coste adicional. Y muchas personas dejan sus toallas allí mientras se bañan en las piscinas exteriores.

Sin embargo, en el exterior hay una serie de percheros que se encuentran justo en frente de las piscinas. Además, suelen estar cubiertos, por lo que la toalla siempre estará protegida.

11. Los precios varían en función del día que se visiten los baños

Todos y cada uno de los baños termales que hay en Budapest, tienen varios tipos de entrada, y cada tipo de entrada, un precio distinto.

Los precios más bajos siempre son los de las entradas para días entre semana. Sin embargo, los fines de semana, y los días de festividad nacional, son los días más caros para ir a los baños termales.

Además, puede haber periodos específicos del año (como Navidad, por ejemplo), en los que la organización de los baños decida poner un precio fijo durante una serie de días seguidos.

💡 ¡Puedes consultar los precios de los baños termales Széchenyi y los baños termales Gellért en estos artículos! Están actualizados.

12. Dentro de los baños termales, puedes comer o tomar algo.

Dentro del recinto de los baños termales, para los bañistas, existe la posibilidad de poder comer o tomar algo en su bar/restaurante.

Aunque pueda sonar raro, piensa que para los húngaros, los baños termales es un aspecto cultural que, básicamente, supone estar varias horas en el recinto. Es más, en algunos baños termales, puedes encontrar a familias y grupos de amigos que llevan algo de picar, y se juntan para tomar algo.

Por eso, que sepas que puedes tomarte lo que quieras en los baños termales (siempre y cuando no sea dentro de las piscinas). En cuanto a la comida, suele ser del estilo de hamburguesas o platos combinados. Nada del otro mundo, pero que te saca de un apaño.

13. El horario de apertura es distinto en cada baño termal.

Aunque todos los baños se gestionan desde la misma empresa de baños termales, todos y cada uno de los baños termales son distintos, y por tanto tienen distintos horarios de apertura.

Por otro lado, en los últimos 2 años, entre la pandemia por Covid19 y la crisis energética actual, los horarios de apertura han cambiado muchísimo. Así que cuidado con confiar en horarios compartidos en redes antes del 2023.

14. Bebe agua de forma frecuente.

A lo largo de todas las instalaciones, hay varias fuentes de agua potable, para que puedas beber agua en cualquier momento.

Esto es muy importante, principalmente porque aunque estés en el agua durante horas, tu cuerpo necesita reponer sales. Además, las temperaturas suelen ser muy distintas entre dentro y fuera del agua, por lo que el cuerpo tiene que hacer un esfuerzo aún mayor para regular su propia temperatura.

Posiblemente este sea uno de los consejos para disfrutar de los baños termales más importantes.

bebe agua de forrma frecuente, uno de los consejos para disfrutar de los baños termales
Fuente de agua potable en los baños Gellért. Credit by Budapest en Español.

15. Conoce los límites de tu cuerpo. Y respétalos.

Conocer cuáles son los límites de tu cuerpo es uno de los mejores consejos que vas a leer.

Parece muy obvio, pero la realidad es que no todo el mundo tolera de la misma manera cambios tan bruscos de temperaturas.

Por ejemplo, estar en piscinas con agua muy caliente, mientras la cabeza está fuera del agua, donde hace cerca de los 0ºC, para algunas personas puede ser relajante al principio, y a la media hora, todo lo contrario.

¡De ahí también la importancia de respetar los tiempos de las piscinas!

Si no has estado en este tipo de baños antes, tómate las cosas con calma, sin prisa. Y si sientes que tu cuerpo pide salir del agua, hazlo. ¡No fuerces! A veces las temperaturas extremas pueden jugarnos una mala pasada.

Los baños termales también suelen tener saunas, y se puede hacer uso de ellas. Recuerda darte las duchas correspondientes antes de entrar, y al salir.

Si padeces de alguna enfermedad, recuerda consultar con tu médico si es conveniente o no ir a los baños termales.

16. Son baños termales, no spas o piscinas municipales.

Los baños termales se han convertido en una de las principales atracciones turísticas de Budapest.

Sin embargo, los baños termales llevan siglos siendo parte de la cultura de Budapest y de Hungría. De hecho, los baños son zonas de relajación y tratamiento, ya que hay gente que va con prescripción médica para beneficiarse, medicinalmente, de los componentes de sus aguas. 

Es por eso que, a raíz de la inmensa fama que tienen algunos de los baños termales, como los Széchenyi o los Gellért, cada vez son más las personas que deciden pasar unas horas de su viaje, en las piscinas de sus instalaciones.

A pesar de ello, a veces parece olvidarse o ignorarse que los baños termales siguen siendo parte de la cultura del país, y no exclusivamente del turismo. Por tanto, quien los visita, debe (y debería) respetarlos al máximo. Esto incluye seguir las normas de higiene, no chillar, no armar jaleo, y no comer ni beber dentro de las piscinas.

Los baños termales no son spas, así que no se puede esperar que se den toallas, chanclas y gorros de baño gratuitamente. Es más, un spa, de normal, establece el tiempo máximo que puedes hacer uso de él, y un recorrido específico. Los baños termales no tienen tiempo límite y nadie te impone el recorrido: tu eliges las piscinas y/o saunas que utilizar.

Tampoco son piscinas municipales, por lo que el comportamiento debe ser completamente distinto: nada de tirarse a las piscinas, ni salpicar con el agua, ni jugar dentro de las piscinas.

Mis consejos personales para disfrutar de los baños termales

A continuación, te comparto mis recomendaciones más personales para disfrutar de los baños termales:

  • Intentar ir entre semana, en temporada baja, a primera hora, y evitando los días de festividad nacional. O al menos, evitar los viernes, sábados y domingos, y las horas puntas, como las 12:00, 13:00, 14:00, y la hora del atardecer.

  • Llevar las dos toallas, pero de microfibra. Las venden en Decathlon y no ocupan nada. Si por el contrario sólo dispones de una, puedes preguntar en el alojamiento si te pueden prestar alguna toalla adicional para ir a las termas.

  • Si decides comer o tomar algo en el bar/restaurante de los baños, paga siempre con Revolut. Así, evitarás comisiones por el tipo de cambio.

  • Organiza el día para ver la zona en la que se encuentran los baños termales que quieras visitar. Te aseguro que es la forma más cómoda de disfrutar de la experiencia.

  • Lleva tus propios productos de higiene personal para ducharte. En los baños termales no siempre vas a encontrar gel o champú, por lo que es mejor llevar un tarrito contigo. Sino, siempre puedes pasar por un DM o Rossmann (droguerías), donde venden estos productos en tamaño de viaje.

  • Disponen de secadores de pared, aunque su potencia es algo más baja. Si lo deseas, puedes llevar un secador desde casa, ya que también disponen de enchufes al lado de los espejos.

  • Hazte con una cabina, en vez de taquilla. Es muchísimo más cómodo, e higiénico. Sólo por eso, ya merece la pena.

  • Si viajas en pareja, siempre puedes comprar una entrada general (con taquilla), y otra con cabina. Así, juntos, podéis hacer uso compartido de la cabina. Sin embargo, recuerda: sólo una pulsera podrá abrir la cabina, no las dos.

  • Si vas a visitar los baños termales durante los fines de semana, especialmente, compra las entradas con antelación. Puedes hacerte con ellas a través a través de Civitatis.

¡Hasta aquí el artículo con los 15 consejos para disfrutar de los baños termales!

Espero que estos consejos para disfrutar de los baños termales de Budapest, como si fueras un local, te sean de utilidad en tu viaje a la capital húngara.

Recuerda que las entradas a los baños termales se pueden comprar tanto de forma online, como en la entrada de los baños. ¡Recuerda que las entradas normales sólo incluyen la taquilla!

Si tienes alguna pregunta, no dudes dejarla en los comentarios . ¡Te responderé lo antes posible!

Si te ha gustado este artículo, y quieres apoyar el proyecto «Budapest en español», puedes aportar tu granito de arena aquí. ¡Muchísimas gracias!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d